Confía en lo que sucede