miércoles, 28 de mayo de 2008

En la Feria del Libro





La feria del libro había comenzado y sólo duraría una semana, todos esperaban ansiosos que empezara ya que habría libros, cassettes, videos, CD Rom para computadoras, juegos, cantos pero sobre todo y lo mas importante era que iban a llegar los papas acompañando a los niños en tan esperado evento en el colegio.Había niños felices de todos los grupos y de todos los grados acompañados de su papá y de su mamá.Al finalizar el viernes, el último día del evento llegó un niño acompañado de su mamá. La feria había terminado, los expositores se habían retirado, los locales estaban cerrados, los niños se habían ido, todo estaba solo y silencioso. Pero aun quedaban los libros y los materiales de los locales ya que aun no se habían desmontado.El niño deseaba toda la semana que su mamá fuera con el a comprar un póster grande, amarillo con azul intenso, el lo quería para ponerlo en su recamara y compartirlo con sus amiguitos cuando fueran a visitarlo.No se podía alterar el orden y no se podía tomar el material de los locales porque no se debía, pero aquel niño con su confianza y su gran deseo de obtener su artículo enterneció a la mamá, a la encargada y a los que quedaban allí para hacer un lado lo "no debido" y hacer feliz al niño. No era capricho, era tan sólo alegrar el día de ese niño.Y así el niño no dijo una sola palabra, solo se limitó a mirar con sus grandes ojos a punto del llanto su póster y el estaba feliz con su mama aunque todo el cuarto estaba solo, sin niños ni música.Y así comprendimos que lo mas importante es ENTENDER lo que necesita un ser humano con solo mirar sus ojos y ver mas allá de las apariencias y de lo establecido.Si tenemos la capacidad de ver lo esencial del ser humano, de ver la pureza de su alma en una mirada, seremos cada vez mas humanos, mas íntegros y no nos dejaríamos llevar por los comentarios necios de las personas vacías.

No hay comentarios:

Confía en lo que sucede